Inicio
Acerca de nosotros
Noticias
Productos
Trabajos
Contacto
Así nos encontrará
Mapa del sitio

PEQUEÑA HISTORIA DE LA EMPRESA

DOMINGO PUNTER E HIJOS, S.A.

La empresa DOMINGO PUNTER E HIJOS, S.A. procede de una larga tradición familiar en la Alfarería y Cerámica de Teruel, ya que el primer dato oficial de que disponemos es el censo de Alfareros de Teruel de 1910 donde aparece Javier Punter (antepasado familiar).

Somos fabricantes de "Cerámica de Teruel", una cerámica hecha y decorada totalmente a mano siguiendo las técnicas de la cerámica clásica de los siglos XIV y XV.

La Alfarería y Cerámica de Teruel es una de las más antiguas y de mayor renombre entre las cerámicas españolas. Lasa primeras documentaciones que de ella se conocen datan de finales del Siglo XII. En el Fuero que a la ciudad concede el Rey Alfonso II de Aragón aparece toda la reglamentación laboral para el gremio de alfareros, único oficio que menciona dicho fuero.

En el Siglo XIII se construyen las Torres Mudéjares que con orgullo luce Teruel y que en 1986 fueron declaradas por la UNESCO "Patrimonio de la Humanidad", y fueron los ceramistas turolenses quienes elaboraron sus revestimientos; a partir de estas fechas la Cerámica de Teruel cobra un gran prestigio que mantiene hasta los Siglos XVII y XVIII que empieza un empobrecimiento en su decoración, propiciado tal vez por la decadencia económica de la ciudad, que llega incluso a reducirse al plato de loza o al triste puchero de uso exclusivo en las más humildes cocinas.

A partir de los años 40 las dos familias de ceramistas que quedan en la ciudad, los Punter y los Górriz (éstos últimos ya desaparecidos), procuran recuperar para la cerámica el esplendor antiguo, derivando el uso hacia la decoración donde ha tenido bastante éxito apoyada en la recuperación económica y cultural del país.

En el año 1991 lo que hasta entonces había sido una empresa de marcado carácter familiar se constituye en Sociedad Anónima sin perder el espíritu artesanal en su proceso de fabricación, y el que entonces era continuador de la tradición ceramista de la familia, DOMINGO PUNTER LOSCOS, se convierte en gerente de la empresa y sus dos hijos varones, Domingo y Agustín, en sus máximos colaboradores, con una plantilla de trabajadores altamente cualificados que en ocasiones ha llegado al número de 32 personas.

A parte de la fabricación de las conocidas piezas de cerámica (platos, jarras, botijos, etc.), entre los trabajos de cierta relevancia realizados por la empresa podríamos destacar:

  • Las celosías mudéjares de distintos tamaños y formas para la restauración del Claustro del Monasterio de Guadalupe (Cáceres).
  • Azulejos y tejas para la restauración de la Torre de la Magdalena de Zaragoza.
  • Una gran cantidad de azulejos para la construcción del Santuario de Torreciudad en El Grado (Huesca).
  • Un mural de 4 x 2 mts. para la fachada de la Residencia de Ancianos "Milagro de Calanda" de Calanda (Teruel).
  • Varias piezas cerámicas para la fachada norte de la Catedral de la Seo de Zaragoza.
  • Las placas de rotulación de las calles del casco antiguo de Calatayud (Zaragoza) y de muchas de las localidades de la provincia de Teruel.


 


Domingo Punter e Hijos, S.A.  |  domingopunter@ono.com